Wir verwenden Cookies, um Ihnen die bestmögliche Nutzererfahrung auf unserer Website zu bieten und erlauben das Setzen von Drittanbieter-Cookies. Durch die Nutzung unserer Website stimmen Sie zu, dass Cookies auf Ihrem Gerät gespeichert werden. Weitere Informationen zu den verwendeten Cookies und zu ihrer Deaktivierung finden Sie hier.
Cover THE END: EL NUEVO MUNDO

THE END: EL NUEVO MUNDO

¡El superventas n.º 1 de Estados Unidos!

von G. Michael Hopf; Übersetzt von: Juan Manuel Baquero Vázquez

Erschienen 2017 bei Luzifer Verlag
Sprache: Espanol
400 Seiten
ISBN 978-3-95835-180-6

Kurztext / Annotation

'Una historia repleta de giros de lo más sorprendentes. Una mirada profunda a la verdadera -tenebrosa- alma de una nación egocéntrica al borde del abismo de su propia existencia'.

¡El superventas n.º 1 de Estados Unidos!

Para Gordon Van Zandt, la lealtad y el deber para con su patria eran tan evidentes que, tras el 11 de septiembre, dejó la universidad y se alistó al Cuerpo de Marines de los Estados Unidos; sin embargo, no tardó en abandonar este idealismo juvenil en una ciudad iraquí devastada por la guerra. Diez años más tarde, Gordon Van Zandt continúa luchando contra los fantasmas de su pasado cuando, de repente, él y su familia deben enfrentarse a una nueva realidad. América del Norte, Europa y el Lejano Oriente sufren un superataque de pulso electromagnético con consecuencias devastadoras que afectan las redes de electricidad y todos los dispositivos eléctricos. Tras el colapso total de toda la infraestructura económica -sin automóvil y sin teléfono-, Gordon sabe que deberá luchar por unos recursos cada vez más limitados y escasos. Junto con otros vecinos amigos, Gordon decide tomar todas las medidas que sean necesarias, y entre las cuales no se incluye el respeto por los demás.
Gordon debe tomar todos los días decisiones que en el 'viejo mundo' hubieran parecido extremas y sumamente brutales, pero que ahora son vitales para la supervivencia.

________________________________________

'El libro de Michael Hopf describe escenarios que podrían hacerse realidad en un par de años, o de los que ya podrían haberse producido algunas estribaciones. Precisamente por eso, este libro resulta fascinante para el lector de principio a fin, un lector que no querrá apartarse de él por miedo a perderse algo importante en las próximas líneas' [Testmania].

Antes de fundar una familia y descubrir su pasión por la escritura, G. Michael Hopf llevaba una vida llena de aventuras. Tras completar su servicio en el Cuerpo de Marines de los Estados Unidos, G. Michael Hopf trabajó como escolta. Actualmente, vive con su familia en la ciudad de San Diego, California.

Textauszug

16 de noviembre de 2004

"Sé educado, sé profesional, pero ten un plan para matar a todo el que te encuentres".
- Gen. de Marina James Mattis a sus marines en Irak

Faluya, Irak

-¡Objetivo localizado! -gritó el Sgt. Gordon Van Zandt con su rostro pegado firmemente al visor diurno del sistema TOW de misiles antitanque.

A su alrededor, Gordon podía oír el craqueteo de los disparos. Se concentró en el objetivo que había localizado: una pequeña ventana. Dentro, un francotirador iraquí estaba apuntando a un escuadrón de marines que iba un poco más adelante por la carretera. El reflejo de su objetivo y el destello ocasional del cañón de su arma le revelaron la posición del francotirador.

Después de que el escuadrón al que apuntaba recibiera el aviso de que no había apoyo aéreo disponible, el escuadrón TOW de Gordon recibió la orden de atacar el escondite del francotirador. En un principio, el sistema TOW se había diseñado para destruir vehículos acorazados, y la anterior Guerra del Golfo había puesto de manifiesto su gran alcance de aplicación en el campo de batalla para la destrucción de búnkeres.

Gordon mantuvo la respiración y el punto de mira en el objetivo mientras su conductor, el cabo segundo Bivens, iba agachado fuera del vehículo junto a la parte trasera del conductor con su ametralladora SAW apretada contra el hombro.

-¡Retaguardia despejada! -gritó Bivens, quien no compartía el físico propio de un marine. Era de complexión bajita, flaco y solo medía alrededor de un metro sesenta y cinco centímetros. Pero su apodo, "Pitbull", decía de él mucho más que cualquier otra cosa: era un luchador ferviente y había demostrado ser un oponente de gran valía en el combate cuerpo a cuerpo.

En cuestión de un instante, Gordon hizo un rápido movimiento con la mano derecha y levantó la palanca de su arma. "¡Arma preparada!", gritó.

Luego volvió a colocar suavemente las manos en las perillas de control de la unidad de desplazamiento y levantó el seguro del gatillo con su pulgar derecho.

Justo entonces, vio cómo emergía de entre las tinieblas de la pequeña habitación el cañón del fusil que portaba el francotirador. Sin querer perder ni un segundo más, Gordon gritó.

-¡Bomba va!

Entonces apretó el gatillo.

Un ruidoso estallido acompañado de un silbido salió del equipo TOW. En un par de segundos, el estridente estallido del misil saliendo del tubo en su camino hacia el objetivo hizo repiquetear los oídos de Gordon, quien siguió la trayectoria del misil hasta que impactó contra su objetivo. Solo unos momentos después pudo ver una ráfaga de luz. El misil había dado en el blanco. Lo único que Gordon podía ver era una oscura nube de humo saliendo de la habitación.

-¡Impacto, objetivo destruido! -gritó-. Se levantó, soltó la abrazadera de puente, liberó el misil y dejó caer al suelo el tubo vacío.

Bivens arrojó su SAW y abrió rápidamente el portón trasero del todoterreno Hummer. Tomó un nuevo misil y se lo pasó a Gordon, quien lo cargó en el tubo de lanzamiento con precisión y rapidez y cerró hacia abajo la abrazadera de puente. Luego se puso a mirar a través de la mira, valoró el daño y siguió buscando más objetivos que atacar.

Cuando se sintió seguro, miró hacia arriba a través del arma y gritó a Bivens: "Ahí está ese jodido muyahidín, métete dentro y vayamos a ayudar a los soldados".

Bivens se metió de un salto en el asiento del conductor y se dirigió hacia el escuadrón de marines.

-Bivens, llama por radio al Batallón Avanzado HQ y pide una ambulancia de evacuación.

-Entendido -respondió Bivens mientras cogía la radio.

Bivens y Gordon pusieron rumbo hacia los marines.

Tras agarrar su fusil M-4, Gordon saltó de lo alto del Hummer. Luego, volvió a mirar a Bivens y dijo: "Haz guardia mientras ayudo a esos muchachos".

-Entendido

Beschreibung für Leser

Unterstützte Lesegerätegruppen: PC/MAC/eReader/Tablet

Drucken

Kundenbewertungen

3,99 €
(inkl. MwSt.)
EPUB sofort downloaden
Downloads sind nur in Österreich möglich!